Cómo ayudar a un cónyuge deprimido

Cómo ayudar a un cónyuge deprimido

Categoría: 
Autor: GIA Miami
Publicado: September 20, 2022

Ser una persona cercana a alguien que vive con depresión significa que puedes ser una gran fuente de apoyo, consuelo y amor para ellos. También puede conllevar una enorme sensación de presión.

Si le resulta difícil lidiar con el estado de salud mental de su pareja o tiene curiosidad por saber cómo ayudar a un cónyuge deprimido, este blog puede ayudarle a comprender las formas en que puede marcar la diferencia.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno grave del estado de ánimo. A veces también se denomina trastorno depresivo mayor o depresión clínica, que implica síntomas que afectan a la forma en que una persona se siente, piensa y puede manejar las actividades diarias.

Un sentimiento persistente de tristeza o vacío, desesperanza y muchos más síntomas de este trastorno pueden hacer que el cónyuge deprimido tenga dificultades para comer, dormir y trabajar.

Señales y síntomas de que su cónyuge está deprimido

Un cambio en el comportamiento o en los hábitos cotidianos es la primera señal de alarma de un cónyuge deprimido. Puede comer o beber de forma diferente, estar más borracho o aislarse. Sus intereses en cuanto a pasatiempos pueden cambiar, pasando de realizar actividades con usted o con otras personas a realizarlas en solitario, o usted puede observar signos de ira e irritabilidad.

Otros síntomas de la depresión son:

  • Ser crítico, malo o enojado
  • Alejarse de los amigos y la familia
  • Pueden abusar del alcohol o las drogas
  • Comportamiento brusco, como querer repentinamente el divorcio o comprar un coche caro
  • Sentirse desesperado o pesimista, culpable o inútil
  • Estar persistentemente triste o ansioso
  • Sentirse frustrado o inquieto
  • Tener dificultades de concentración, memoria o para tomar decisiones
  • Cambios en el apetito: comer mucho o poco
  • Dolores físicos, como dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos sin causa, y estos dolores no desaparecen con el tratamiento
  • Dormir en exceso o no poder despertarse temprano, dificultad para conciliar el sueño
  • Pensamientos o intentos de suicidio

Qué significa tener una pareja deprimida

Vivir con un cónyuge deprimido puede ser muy duro. Puede sentirse aislado, o como si una persona fuera la única que se enfrenta a este reto.

Lo cierto es que muchas personas se enfrentan a un cónyuge deprimido. Alrededor de 280 millones de personas en todo el mundo sufren de depresión y esta no discrimina; puede afectar a cualquier persona independientemente de su edad, género o antecedentes de salud mental.

Muchas personas no están dispuestas a tomar medicación o a recibir tratamiento para la depresión, lo que dificulta aún más las cosas para sus parejas. Por suerte, hay algunas cosas que se pueden hacer para tener una relación sana con una pareja deprimida.

¿Qué puedo hacer para ayudar?

Aunque averiguar cómo ayudar a un cónyuge deprimido puede parecer como caminar sobre cáscaras de huevo, algunos conceptos básicos pueden ayudar. Una persona puede sentir que si presiona demasiado, el cónyuge puede resistirse y retraerse aún más, mientras que no presionar lo suficiente puede no animarle a cambiar o crecer. Por eso, aprender a ayudar a un cónyuge deprimido suele requerir más trabajo del habitual.

Por suerte, la depresión es tratable, y tanto si el cónyuge está dispuesto a asistir a terapia como si no, hay algunas formas de responder sanamente a la ira o la negación. Muy a menudo, los seres queridos que cuidan de un marido o una mujer deprimidos pueden desarrollar ellos mismos la depresión, por lo que cuidar de uno mismo es vital.

Sugerir tratamiento

La depresión no tratada tiene consecuencias graves y a veces fatales. No solo impide que las personas trabajen, coman o duerman, sino que también puede ponerlas en alto riesgo de suicidio. Según el Instituto Nacional de Salud Mental, solo el 66% de los adultos con un episodio depresivo grave en Estados Unidos recibió tratamiento en 2020.

Si le preocupa que su cónyuge sufra de depresión, el primer paso es animarle a hablar con un profesional de la salud. Ayude localizando recursos de tratamiento y sugiriéndolos a su pareja. Obtener asesoramiento, diagnóstico o tratamiento es crucial para ayudar a su cónyuge.

¿Qué pasa si su pareja no quiere la terapia? Cuando hay un cónyuge que se resiste, la persona puede ponerse en contacto con el médico y explicarle que su pareja tiene depresión, describiendo los síntomas. Pedir una cita con el médico de cabecera o con profesionales de la salud mental, como un psicólogo, psiquiatra o consejero, para comenzar la terapia, y acudir con su pareja.

A veces, pedirle a una persona que lo haga sólo por su cónyuge o para que éste se sienta mejor, la convence de que busque ayuda, mientras que otras personas, como los amigos y la familia, también pueden ayudar a que una persona se someta a tratamiento.

Obtenga apoyo

Al localizar recursos y emprender una búsqueda de apoyo, la persona se ayudará a sí misma y a su cónyuge deprimido.

Muy a menudo, las necesidades de una persona pasan a un segundo plano cuando tiene un cónyuge deprimido, y encontrar una red de apoyo puede ser crucial para ayudarle a mantenerse sano. Eso puede incluir una comunidad de apoyo fuera de la ayuda profesional. Hable con amigos en los que pueda confiar y acérquese a la familia.

Una persona puede sentir decepción o enfado cuando su pareja tiene depresión. Los consejeros, terapeutas y grupos de apoyo no sólo están ahí para los que sufren depresión, sino también para los que tienen una relación con ellos. Buscar ayuda para uno mismo puede ayudarle a desahogar sus sentimientos y frustraciones, y apoyarle para que sea más consciente de sus propias necesidades emocionales.

La terapia individual es también un medio práctico de apoyo, ya que proporciona un entorno seguro y privado para que alguien exprese lo que siente sobre su matrimonio mientras encuentra formas de afrontarlo.

Separar los hechos de la ficción

Su cónyuge deprimido puede alejarse de usted o tener arrebatos de ira, que pueden herirle y hacerle reaccionar con comportamientos similares. Es importante distinguir los numerosos mitos sobre la depresión de los hechos, ya que esto puede ayudarle a comprender la situación de su cónyuge y a reaccionar de forma saludable y alentadora.

Por ejemplo, sepa que la depresión no es el resultado de la debilidad o la pereza. Puede existir sin una razón y no siempre tiene que ver con causas subyacentes. El dolor que experimenta una persona que sufre depresión puede no estar sólo en su cabeza, por lo que sus arrebatos no suelen estar dirigidos personalmente a otra persona.

Desafía los pensamientos o ideas preconcebidas que puedas tener educándote. Busca consejo médico, diagnóstico o tratamiento y aprende todo lo que puedas sobre las causas y los síntomas de la depresión.

Cuida de ti mismo y de tu salud mental

Al igual que la autoeducación, el autocuidado es crucial para fomentar las relaciones saludables con las parejas que sufren depresión. Es natural sentirse estresado o preocupado por la pareja si ésta padece una enfermedad mental. Sin embargo, el autocuidado es vital para ambas personas.

A menudo, la pareja carga con el peso de las dificultades de su cónyuge deprimido. Es posible que la persona tenga que asumir responsabilidades adicionales en casa o que le cueste encontrar la motivación para hacer cosas. Dar prioridad al autocuidado estableciendo pequeños objetivos puede ayudar mucho. Por ejemplo, asegurarse de retomar su afición favorita un día concreto, o asegurarse de llegar a la cama a una hora determinada, puede ayudar.

La actuación de un cónyuge puede sentirse como un ataque personal, y a menudo las parejas de quienes sufren depresión lo ven como un reflejo de su valor como pareja. La ira o la falta de interés no suelen ser personales y no tienen nada que ver con el hecho de que el cónyuge deprimido siga preocupándose por su pareja. Por el contrario, son signos y síntomas de una enfermedad que requiere ayuda.

Para ayudar a una persona a descartar la culpa de la depresión de su cónyuge, puede ser necesaria la ayuda profesional. Por lo general, cuando un miembro de la familia sufre depresión, es más probable que otros miembros de la familia se enfrenten a problemas de salud mental. Por eso, cuidar de uno mismo es esencial cuando se vive con un cónyuge deprimido, y buscar un profesional de la salud mental puede ser la clave para el autocuidado.

Esté al lado de su pareja

La comunicación, la comprensión y la empatía son algunas de las claves de cualquier relación exitosa. Estos elementos son especialmente importantes cuando se trata de relaciones con personas con depresión.

A menudo, los que sufren problemas de salud mental no quieren necesariamente que se les cure, sino que sólo quieren que se les escuche. Las personas que sufren depresión suelen sentirse aisladas, doloridas y desesperadas. Escuchar y simpatizar es una de las mejores formas de estar ahí para tu pareja.

Es importante utilizar un lenguaje que valide los sentimientos de su pareja, en lugar de desestimarlos. La pareja sentirá que sus sentimientos son comprendidos y se sentirá apoyada, lo que puede ayudarle a salir de un estado depresivo.

Lo más probable es que un cónyuge deprimido tenga una baja autoestima y pueda tener sentimientos de inutilidad. Por eso el refuerzo positivo es una herramienta vital para ayudar. Salir de la cama y entrar en la ducha puede no parecer un gran logro para una persona emocionalmente sana, pero puede ser muy difícil para los hombres o mujeres deprimidos. En lugar de decepcionarse o castigar a su marido o mujer deprimidos por no lograr más, demuéstreles lo orgulloso que está por cada pequeño logro.

El tratamiento es probablemente el factor más importante en la recuperación de la depresión. Asegurar a la pareja que pedir ayuda no es algo de lo que avergonzarse o un signo de debilidad, ayudarla a tomar su medicación o a recordar sus citas es otra forma de estar a su lado.

Crear hábitos saludables

Incorporar hábitos saludables y rituales positivos a la rutina diaria puede ayudaros tanto a ti como a tu pareja. Puede contribuir a fomentar el bienestar emocional y físico y a crear estabilidad.

Los hábitos saludables pueden incluir dormir lo suficiente, hacer ejercicio regularmente y comer de forma saludable. También puede consistir en practicar estrategias de relajación como pasear por la naturaleza, hacer yoga o practicar la meditación.

El aislamiento es un factor que contribuye en gran medida a los pensamientos suicidas y es muy común entre quienes sufren de depresión. Por ello, otro hábito saludable es mantenerse conectado socialmente. Haz esfuerzos para que tu pareja salga de casa y tenga contacto con sus seres queridos.

Opciones de tratamiento

El tratamiento es clave para la recuperación de la depresión. En GIA Miami, entendemos que superar la depresión es difícil tanto para la persona que la sufre como para sus seres queridos.

Por ello, nuestro excepcional y atento personal puede ayudar proporcionando terapia individual, así como terapia de pareja. Los tratamientos innovadores, basados en la evidencia, en nuestras instalaciones de clase mundial pueden ayudar a su cónyuge con la depresión hoy.

Lea más publicaciones de blog en esta categoría:
Obtenga la ayuda que se merece hoy
Contáctenos para saber cómo nuestro tratamiento individualizado puede ayudarlo
Llame hoy 833.713.0828
crossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram