TMS y cocaína

TMS y cocaína- Terapia TMS para la adicción 

Trastorno por uso de cocaína: el problema

La adicción a la cocaína es un problema importante de salud pública en todo el mundo. La cocaína sigue siendo la segunda droga más mal utilizada en el mundo y cuesta a las economías de todo el mundo miles de millones de dólares en violencia y delincuencia, muerte, consecuencias para la atención de la salud, pérdida de productividad y más. Para el individuo, el abuso de la cocaína genera consecuencias cardiovasculares, neurológicas y psicológicas, que suelen afectar también a las familias y seres queridos. A pesar del abrumador costo de la cocaína para las personas y para nuestras sociedades, no existen medicamentos aprobados para tratar eficazmente los trastornos por consumo de cocaína.

Dr. Orlando Moreno realizando terapia
centro de bienestar mental

Cómo la cocaína cambia el cerebro

Se han realizado décadas de investigación para comprender y tratar el trastorno por consumo de cocaína. El fundador de GIA Miami, Dr. Antonello Bonci, y otros han dedicado sus carreras a estudios experimentales en la clínica y en el laboratorio con modelos animales y celulares. Gracias a sus incansables esfuerzos, por fin empezamos a comprender los procesos biológicos que subyacen al consumo compulsivo de cocaína. En particular, es evidente que el uso crónico de cocaína se asocia con daño funcional en numerosas áreas del cerebro y una desregulación de los sistemas de señalización entre las células cerebrales. También sabemos que el abuso crónico de cocaína conduce a aumentos significativos en el riesgo de enfermedades cardiovasculares y neurovasculares, como infarto de miocardio y accidente cerebrovascular hemorrágico.

¿Por qué la cocaína es adictiva?

La cocaína actúa bloqueando el reciclaje de dopamina, norepinefrina y serotonina en las células cerebrales. Al hacerlo, la cocaína provoca aumentos en estos neurotransmisores y prolonga sus efectos en el cerebro y el cuerpo. La dopamina es el principal neurotransmisor del sistema de recompensa del cerebro, que es responsable de generar el placer, la recompensa y la prominencia involucrados en las adicciones, incluida la cocaína.

Las áreas del cerebro involucradas principalmente en este sistema de recompensa de dopamina incluyen el área tegmental ventral, el núcleo accumbens, la corteza prefrontal, la amígdala y el hipocampo. Juntas, estas áreas del cerebro regulan las emociones, la motivación, el miedo, el estrés y la memoria. Estas partes del cerebro no solo son responsables de los sentimientos positivos y eufóricos provocados por el consumo de drogas, sino también de los placeres y gratificaciones naturales (como la comida, el sexo, etc.).

Debido a los efectos de la cocaína en estas importantes regiones del cerebro, las personas que han desarrollado una adicción a la cocaína experimentan una tremenda presión para consumir cocaína una y otra vez. Este deseo, definido como avidez, es incontrolable. El ansia de cocaína puede llevar a una persona a hacer cualquier cosa para satisfacerla, a menudo lastimándose a sí misma y a quienes la rodean en el proceso.

En particular, la corteza prefrontal está involucrada de manera crítica en el sistema de dopamina y regula la motivación y la toma de decisiones. Normalmente, la corteza prefrontal nos ayuda a tomar decisiones saludables y evitar comportamientos dañinos o inadecuados. Los estudios de neuroimagen han revelado que se produce una reducción de la actividad y cambios en los niveles de dopamina en la corteza prefrontal de las personas adictas a la cocaína.

centro de salud mental GIA Miami

La creación y el desarrollo del método GIA/Bonci

Un paso fundamental en la creación de la primera terapia eficaz para los trastornos por consumo de cocaína provino de un estudio de investigación realizado por el equipo del Dr. Bonci (Chen y colegas, 2013), publicado en la revista Nature. El Dr. Bonci y su equipo descubrieron que el aumento de la actividad dentro de la corteza prefrontal de los roedores reducía drásticamente su consumo de cocaína.

Con base en este descubrimiento, el Dr. Bonci y sus colegas de todo el mundo realizaron estudios clínicos pioneros en el uso de estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS) para comenzar a tratar los trastornos por consumo de cocaína y otras adicciones. Estos estudios arrojaron pruebas sólidas para el empleo de esta tecnología de modulación cerebral no invasiva para tratar no solo la adicción, sino también otras patologías cerebrales neurológicas y psiquiátricas devastadoras.

En 28 deabrilde 2021, los resultados de estos estudios conducen a la aprobación CE en Europa para el uso de TMS para el tratamiento de las adicciones. La aprobación se basó en dos importantes estudios realizados por el Dr. Bonci y sus colaboradores. El primer estudio fue en pacientes con antecedentes de consumo crónico de cocaína. Casi el 70 % de los pacientes que recibieron terapia de TMS tuvieron una prueba de drogas negativa para cocaína, en comparación con solo el 19 % de los pacientes en el grupo de control que recibieron atención estándar. Estos hallazgos iniciales fueron rápidamente reforzados por un estudio observacional de seguimiento.

El estudio observacional involucró a 284 personas con adicción a la cocaína. Después de recibir la terapia TMS, los pacientes fueron seguidos durante un total de dos años y ocho meses. Los resultados mostraron claramente que la terapia TMS condujo a una reducción significativa y duradera en el consumo de cocaína y la recaída en el consumo de cocaína. No solo se redujo o eliminó por completo el ansia de cocaína en la mayoría de los pacientes, sino que los pacientes también informaron cambios significativos en otros aspectos de sus vidas, incluido un mejor control sobre sus comportamientos en situaciones estresantes o desencadenantes.  

Historia y física subyacentes a la estimulación magnética transcraneal (TMS)

La electricidad y el magnetismo son dos fuerzas conjuntas y muy poderosas del universo. No hay magnetismo sin electricidad, y no hay electricidad sin magnetismo.

El magnetismo es una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza. Nuestro planeta usa su campo magnético para protegerse desviando los vientos solares. En la medicina, las propiedades curativas de los imanes fueron reconocidos en el antiguo Egipto en el 3200 aC En la17ª siglo, el Dr. William Gilbert utiliza imanes para aliviar la artritis de la reina Isabel I. Hoy en día, potentes imanes se utilizan para obtener imágenes muy detalladas de nuestros cuerpos y nuestros cerebros, con una tecnología llamada Imágenes por Resonancia Magnética (IRM).

En cuanto a la electricidad, Hipócrates (circa 2400 a. C.), el padre de la medicina moderna, y más tarde Escribonius Largus (médico personal del emperador Marco Aurelio, alrededor del año 40 d. C.) aplicaron peces eléctricos en la frente de los pacientes para aliviar el dolor producido por los dolores de cabeza.

El descubrimiento de que estas dos fuerzas, el magnetismo y la electricidad, siempre están unidas ocurrió durante una conferencia a estudiantes universitarios en 1819. Un día, el profesor Hans Oersted de la Universidad

de Copenhague estaba dando una conferencia sobre corrientes eléctricas e imanes. Por casualidad, dejó una brújula junto a un cable conductor. Durante la conferencia, notó que la corriente eléctrica en realidad estaba moviendo la aguja de la brújula. Este fue uno de los pocos descubrimientos importantes en física realizados frente a una audiencia en vivo.

¿Cómo funciona la estimulación magnética transcraneal (TMS)?

La estimulación magnética transcraneal (TMS) se basa en el principio de inducción electromagnética desarrollado por el científico Michael Faraday. De hecho, los estimuladores magnéticos en la terapia TMS funcionan induciendo corrientes cortas en el cerebro que excitan las células cerebrales. Un breve aumento en el flujo de corriente eléctrica a través de una bobina puede producir un campo magnético transitorio. En la terapia TMS, este campo magnético pasa libremente al interior del cráneo e induce un campo eléctrico debajo. Si el campo magnético se propaga en un conductor (neuronas), hace que fluya corriente eléctrica.

TMS utiliza campos magnéticos pulsados ​​que se concentran en un área del tamaño de una moneda pequeña. Los pulsos son generados por una bobina magnética colocada en el cuero cabelludo, lo que permite una aplicación precisa y no invasiva sobre la cabeza. Al aplicar pulsos de estimulación repetidos, la (r)TMS repetitiva puede aumentar o disminuir gradualmente la actividad de regiones específicas del cerebro, como la corteza prefrontal dorsolateral (DLPFC). El DLPFC juega un papel importante en la adicción porque conecta áreas clave del sistema de recompensa de la dopamina, incluida el área tegmental ventral mencionada anteriormente. Cuando el campo magnético emitido por un dispositivo médico llega a la corteza, las neuronas reaccionan generando un potencial de acción, lo que significa que se activan. Esta activación se propaga desde las áreas estimuladas, llegando a muchas otras regiones del cerebro involucradas en el control de las ansias de cocaína. De esta forma, la TMS puede revertir el daño causado por la cocaína y restaurar el funcionamiento normal del cerebro.

El tratamiento de TMS que se ofrece en GIA Miami está ayudando a nuestros pacientes a recuperar el control sobre sus deseos y comportamientos y a reducir el deseo y el consumo de cocaína. Nuestros métodos revolucionarios, junto con los de nuestros colegas de todo el mundo, se están convirtiendo rápidamente en las terapias más eficaces para controlar y tratar la adicción.

 -

La excelencia clínica se une a la compasión y la comprensión en GIA Miami

Contáctenos hoy para comenzar su viaje hacia el bienestar
Llama hoy 833.713.0828
Tratamiento de calidad en el corazón de Miami
Comience su viaje con nosotros hoy
Comuníquese con nosotros
Comience su recuperación ahora
Visítenos en
1501 Biscayne Blvd
Suite 200, Miami, Florida 33132
¿Tiene alguna pregunta? ¡Llámenos!
tel. 833.713.0828
crossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram