• English
  • Español
    • English
    • Español

    ¿Cuándo empieza a funcionar el TMS?

    ¿Cuándo empieza a funcionar el TMS?

    Autor: GIA Miami
    Publicado: July 7, 2022

    Introducción

    La estimulación magnética transcraneal es un procedimiento que utiliza campos magnéticos, estimulando las células nerviosas y mejorando la depresión. La TMS puede ser eficaz para tratar la depresión que no se puede tratar con antidepresivos y otros métodos de tratamiento.

    En una sesión de TMS, se coloca una bobina electromagnética en el cuero cabelludo, cerca de la frente. El dispositivo de TMS emite un impulso magnético que estimula los nervios del cerebro que intervienen en la depresión y el control del estado de ánimo. Puede activar partes del cerebro que reducen la depresión.

    ¿Cuánto tiempo tarda la TMS en empezar a funcionar?

    La mayoría de las personas empezarán a ver mejoras en sus síntomas después de una semana de tratamiento. Sin embargo, es posible que los efectos completos de la terapia TMS no se vean hasta que hayan pasado varias semanas de tratamiento. Algunas personas pueden necesitar sesiones adicionales para conseguir los mejores resultados.

    Hable con GIA Miami para obtener una mejor comprensión de cuánto tiempo pasará antes de que comience a experimentar reducciones en su experiencia de depresión.

    ¿Cuánto tiempo tardaré en sentirme mejor con la TMS?

    La mayoría de las personas que reciben la terapia TMS para la depresión comenzarán a ver alguna mejora en sus síntomas después de una semana de tratamiento. Sin embargo, es posible que los efectos completos de la TMS no se vean hasta que hayan pasado varias semanas de tratamiento. Algunas personas pueden necesitar sesiones adicionales para lograr los mejores resultados.

    ¿Cómo sé si la TMS está funcionando?

    Su médico probablemente le pedirá que califique sus síntomas de depresión en una escala antes del tratamiento y luego periódicamente durante el mismo para ver si ha habido alguna mejora. También puede utilizar otras medidas, como el funcionamiento en el trabajo o en casa. A menudo, podrá notar la diferencia después de unas pocas sesiones.

    ¿Cuántas sesiones son necesarias para que el tratamiento de TMS funcione?

    El número de sesiones de estimulación magnética transcraneal necesarias varía de una persona a otra. La mayoría de las personas necesitarán entre 4 y 6 semanas de tratamiento, con 5 sesiones a la semana, para observar una mejora significativa de los síntomas de la depresión.

    ¿Cuánto duran los resultados de la terapia TMS?

    Actualmente no hay forma de saber cuánto durarán los resultados de la estimulación magnética transcraneal. Algunas personas pueden experimentar una remisión a largo plazo de sus síntomas de depresión, mientras que otras pueden necesitar un tratamiento de mantenimiento periódico.

    ¿Se puede beber alcohol durante la terapia TMS?

    Por lo general, se recomienda evitar el alcohol durante la terapia de estimulación magnética transcraneal. El alcohol puede interferir con los efectos del tratamiento y puede empeorar sus síntomas de depresión. Si bebe, asegúrese de hablar con su médico sobre la cantidad que puede consumir sin peligro.

    ¿Para qué se utiliza la terapia transcraneal?

    La terapia TMS se utiliza principalmente para tratar la depresión. También puede aliviar los síntomas de otras enfermedades, como la ansiedad, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y las migrañas.

    ¿Cómo funciona el tratamiento con TMS?

    El tratamiento TMS utiliza campos magnéticos para estimular los nervios del interior del cerebro. Esta estimulación durante el proceso de tratamiento con TMS parece influir en el funcionamiento del cerebro, lo que a su vez parece reducir los síntomas de la depresión, mejorando el estado de ánimo del paciente.

    ¿Cuáles son los riesgos del tratamiento con TMS?

    Los riesgos de la terapia TMS son generalmente bajos. Los efectos secundarios más frecuentes son el dolor de cabeza y las molestias en el cuero cabelludo en el lugar de la bobina magnética. Algunas personas también pueden experimentar mareos, vértigos, hormigueos o espasmos durante el tratamiento. Estos efectos secundarios suelen ser leves y desaparecen por sí solos.

    ¿Cómo me preparo para la terapia TMS?

    Probablemente tendrá que someterse a una evaluación psiquiátrica antes de iniciar una sesión de tratamiento con TMS. Esta evaluación ayudará a su médico a determinar si el tratamiento es adecuado para usted. También es posible que tenga que dejar de tomar ciertos tipos de medicamentos, como los antidepresivos, antes de empezar la terapia de estimulación magnética transcraneal. Asegúrese de hablar con su médico sobre los preparativos específicos que debe hacer.

    ¿Qué es el trastorno depresivo mayor?

    El trastorno depresivo mayor es algo más que tristeza. Es uno de los trastornos mentales más graves que pueden afectar profundamente a todos los aspectos de la vida, desde la forma de pensar y sentir hasta la manera de afrontar las actividades cotidianas. Los síntomas de la depresión pueden variar de leves a graves e incluyen:

    • Sentimientos persistentes de tristeza, trastornos de ansiedad o vacío
    • Pérdida de interés por las aficiones o actividades que solía disfrutar
    • Cambios en el apetito o el peso
    • Problemas de sueño, como insomnio o dormir demasiado
    • Pérdida de energía o aumento de la fatiga
    • Dificultad para concentrarse, recordar detalles o tomar decisiones
    • Sentimientos de desesperanza, inutilidad o culpabilidad
    • Pensamientos de muerte o suicidio
    • Dolores y molestias inexplicables

    La depresión es causada por una variedad de factores, incluyendo:

    • Diferencias biológicas. Las personas con depresión pueden tener diferencias en su cerebro o en su funcionamiento.
    • Química cerebral. Los neurotransmisores son sustancias químicas que actúan como mensajeros entre las células del cerebro. Un desequilibrio de estas sustancias químicas puede estar relacionado con la depresión.
    • Rasgos heredados. La depresión es más frecuente en personas con antecedentes familiares de esta enfermedad.
    • Factores ambientales. Algunos acontecimientos o experiencias vitales, como la muerte de un ser querido o los problemas económicos, pueden desencadenar la depresión.

    Aunque no existe una solución única para la depresión, hay una serie de cosas que puede hacer para aliviar sus síntomas y mejorar su estado de ánimo. Entre ellas se encuentran:

    • Hacer ejercicio regular
    • Llevar una dieta saludable
    • Limitar el consumo de alcohol
    • Evitar las drogas ilegales
    • Dormir lo suficiente
    • Pasar tiempo con los amigos y la familia
    • Participar en aficiones o actividades que le gusten
    • Hablar de terapia

    Si la depresión es grave, el médico puede recomendar también medicación. Hay varios tipos de medicamentos antidepresivos, por lo que puede ser necesario probar y equivocarse para encontrar el que mejor funcione para usted. Es importante tener en cuenta que la medicación puede tardar varias semanas -o incluso más- en empezar a funcionar. No se desanime si no ve una mejora en su salud mental de inmediato.

    ¿Qué es la depresión resistente al tratamiento?

    La depresión resistente al tratamiento es un tipo de depresión que no responde bien a los medicamentos antidepresivos tradicionales ni a la terapia de conversación. Si tienes este tipo de depresión, puede que sientas que lo has probado todo, pero nada parece funcionar.

    Hay una serie de factores diferentes que pueden contribuir a la depresión resistente al tratamiento, entre ellos:

    • Factores biológicos. Las personas con depresión resistente al tratamiento pueden tener diferencias en su cerebro o en su funcionamiento.
    • Efectos secundarios de la medicación. Algunas personas pueden no responder a la medicación debido a efectos secundarios como el aumento de peso, la disfunción sexual o la fatiga.
    • Factores psicológicos. La depresión puede ser causada o agravada por factores psicológicos como el estrés, la ansiedad o los traumas.
    • Abuso de sustancias. El alcohol y las drogas suelen empeorar los síntomas de la depresión o dificultar su tratamiento.

    Conclusión

    Si está luchando contra la depresión, la estimulación magnética transcraneal (TMS) puede ser una opción de tratamiento que vale la pena considerar. La terapia TMS utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas del cerebro y ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la depresión. Aunque no es una cura para todo, la terapia TMS puede aliviar los síntomas de muchas personas.

    Si usted está considerando la terapia TMS, hable con GIA Miami. Hemos visto a innumerables personas pasar por nuestras puertas y experimentar un levantamiento de su depresión. Póngase en contacto con nosotros hoy para averiguar cómo podemos ayudarle a recuperar su vida.

    Lea más publicaciones de blog en esta categoría:
    Obtenga la ayuda que se merece hoy
    Contáctenos para saber cómo nuestro tratamiento individualizado puede ayudarlo
    Llame hoy 833.713.0828
    crossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram