¿Cuánto dura el PTSD?

¿Cuánto dura el PTSD?

¿Cuánto dura el PTSD?

Autor: GIA Miami
Publicado: 28.11.2022

El Trastorno de Estrés Postraumático (PTSD) es una condición de salud mental que puede desarrollarse después de experimentar un evento aterrador o peligroso. Por lo general, el PTSD se produce cuando la persona o alguien de su entorno ha sufrido un daño, o ha experimentado una situación en la que podría haber sufrido un daño.

El PTSD se asocia habitualmente a los veteranos de guerra y a los trabajadores de los servicios de emergencia, pero el trastorno de estrés postraumático puede afectar a cualquiera, y las tasas de esta enfermedad están aumentando. Dado el número de personas que viven con PTSD, se necesita una mayor comprensión de lo que significa vivir con este trastorno, cómo manejarlo y cuándo buscar ayuda en la comunidad en general.

Las personas con un diagnóstico reciente, o las que tienen un ser querido al que se le ha diagnosticado recientemente, pueden preguntarse cuánto tiempo pueden esperar que dure la enfermedad. Este blog examina las etapas del PTSD, los signos comunes como los síntomas del estado de ánimo, las opciones de tratamiento con un profesional de la salud mental y cuánto puede durar.

¿Qué es el trastorno de estrés postraumático?

El trastorno de estrés postraumático (PTSD) se desarrolla tras la exposición a un acontecimiento traumático que somete a la persona a una cantidad extrema de estrés. Es importante señalar que no todas las personas que experimentan acontecimientos potencialmente traumáticos desarrollan un PTSD. Las experiencias que pueden conducir al PTSD incluyen eventos como la agresión física o sexual, los desastres naturales, la guerra, la violencia, los accidentes o casi accidentes, la muerte o el suicidio.

Estas experiencias son comunes, alrededor del 50% de los adultos en Estados Unidos pasarán por un evento traumático, pero la mayoría no desarrolla un PTSD. Con el tiempo, el shock inicial de la mayoría de las personas se disipa y se recuperan naturalmente del trauma. Las personas que desarrollan un PTSD después de un suceso traumático pueden experimentar pensamientos y recuerdos intrusivos y aterradores del suceso, interrupción del sueño, sensación de vacío, disociación, problemas de concentración, y pueden estar extremadamente nerviosos o ansiosos. Estos sentimientos de peligro inminente persisten incluso cuando ya no están en una situación de peligro. El PTSD puede afectar en gran medida a la capacidad de alguien para regular su estado de ánimo, socializar, trabajar o ir a la escuela.

Si ha experimentado un acontecimiento traumático y los síntomas no han mejorado con el tiempo, el apoyo y los cuidados, esto podría indicar que está viviendo un PTSD.

What Traumatic Events Could Lead to PTSD?

¿Qué acontecimientos traumáticos pueden provocar un PTSD?

El PTSD se desarrolla cuando un acontecimiento traumático no ha sido procesado. Los sucesos traumáticos pueden variar significativamente en tipo y alcance, y un suceso que traumatiza a alguien puede no dejar traumatizada a otra persona. Esto no es una medida de la fuerza o la debilidad de alguien, es simplemente el sistema de respuesta del cuerpo.

Las personas con riesgo de desarrollar PTSD son aquellas que han experimentado alguna de las siguientes situaciones.

Violencia

Las personas que han sido testigos o víctimas de la violencia corren el riesgo de desarrollar un PTSD. Esto podría incluir la violencia doméstica, el abuso físico o sexual, la agresión física incluyendo asaltos o ataques, y la violencia que tiene lugar en un lugar público como un centro comercial, la escuela o el trabajo.

Negligencia

Las personas que sufren negligencia o abandono, sobre todo cuando son niños, corren el riesgo de desarrollar un PTSD. El abuso o la negligencia en la infancia pueden dar lugar a un caso de trastorno de estrés postraumático en la edad adulta.

Accidentes

Sucesos como los accidentes de coche, autobús o tren pueden ser experiencias traumáticas. Otros accidentes son los incendios, las caídas o las lesiones.

Catástrofes naturales

Cualquier catástrofe natural, como los terremotos, los tornados, los huracanes, los tsunamis y los incendios forestales, puede provocar un PTSD.

Acontecimientos catastróficos

Los grandes acontecimientos catastróficos, como los actos de terrorismo, los naufragios o los accidentes aéreos, así como los accidentes industriales, como las explosiones, pueden ser experiencias traumáticas.

Guerra

Los que pasan por la guerra, ya sea como personal militar o como civiles, son propensos a experimentar acontecimientos extremadamente traumáticos. Ser testigo de la muerte y la destrucción, escuchar las bombas y la muerte de seres queridos, amigos o conocidos puede provocar un trastorno de estrés postraumático.

Enfermedad y muerte

Ser diagnosticado con una enfermedad grave, someterse a procedimientos médicos significativos, o ser testigo de que un ser querido está pasando por un dolor físico severo o angustia también puede causar un trauma. Enfrentarse a la muerte, propia o ajena, puede ser una experiencia traumática. Esto es especialmente cierto si la muerte es repentina o inminente, como en los casos de suicidio.

Respuesta de emergencia

Las personas que trabajan en servicios de emergencia y son testigos de situaciones traumáticas, como los policías, enfermeros, bomberos, militares, personal de búsqueda y rescate y guardacostas, corren el riesgo de desarrollar un PTSD.

Síntomas comunes del PTSD

Los síntomas del PTSD pueden aparecer en cualquier momento después de un acontecimiento traumático. Normalmente comienzan alrededor de un mes después, pero pueden tardar meses o incluso años en aparecer. Los síntomas del PTSD suelen dificultar la realización de las tareas cotidianas y las actividades normales. Pueden causar problemas en el trabajo o en las relaciones personales.

Existen cuatro grupos principales de síntomas: (1) recuerdos intrusivos, (2) evitación, estado de ánimo bajo, (3) patrones de pensamiento negativos y (4) reacciones físicas y emocionales alteradas. Todos los casos de PTSD son diferentes, algunas personas pueden experimentar fases mientras que otras tienen síntomas constantes. A continuación veremos algunos de los principales grupos de síntomas.

Recuerdos traumáticos

  • Recuerdos repetidos e involuntarios del acontecimiento traumático
  • Recuerdos del suceso traumático
  • Sueños aterradores o pesadillas
  • El entorno le hace recordar el suceso traumático
  • Pérdida de memoria sobre el trauma

Evasión

  • Suprimir los pensamientos sobre el suceso
  • Evitar hablar del trauma
  • Alejarse de los lugares, sucesos o personas desencadenantes
  • Evitar a los amigos o familiares

Patrones de pensamiento negativos y estado de ánimo bajo

  • Pensamientos cada vez más negativos
  • Estado de ánimo muy bajo
  • Pérdida de placer o alegría
  • Dificultad para mantener relaciones
  • Sensación de adormecimiento o desapego

Cambios en las reacciones físicas y emocionales

  • Estar nervioso o asustarse fácilmente
  • Estar físicamente tenso y preparado para el peligro
  • Deseo de estímulos fuertes, como beber, abusar de sustancias, conducir rápido o tener un comportamiento sexual arriesgado
  • Problemas de sueño
  • Dificultad para concentrarse
  • Ira o agresividad extremas y nuevas
  • Sentimientos de culpa o vergüenza

Cinco etapas del PTSD

1. Emergencia

Se trata de la etapa inicial inmediatamente posterior al acontecimiento traumático. La persona puede estar en estado de shock y luchar por asimilar lo que ha vivido.

2. Negación

Aquí es donde algunas personas pueden intentar salvarse de los sentimientos difíciles. Pueden evitar los sentimientos angustiosos o los pensamientos perturbadores que afloran. La negación es una forma de protegerse de más dolor. Las personas que se encuentran en esta fase pueden describir que se sienten insensibles o vacías.

No todas las personas con PTSD pasan por esta etapa.

3. Rescate

Aquí es donde las personas pueden empezar a entender lo que ocurrió en el evento traumático y cómo les impactó. En esta etapa se produce el reconocimiento y, para algunas personas, implica volver al lugar donde ocurrió el suceso.

Durante esta etapa, las personas pueden experimentar emociones angustiosas, pensamientos repetitivos, imágenes perturbadoras y estados de ánimo extremadamente bajos. Esta etapa puede ser extremadamente molesta de atravesar, tanto para el individuo en el centro como para los que le rodean, pero suele ser necesario para que se enfrenten a sus experiencias.

4. Recuperación inicial

Aquí es donde la persona comienza a recuperarse. Este proceso sólo puede comenzar cuando reconoce que ya no está en peligro y que sus necesidades básicas están cubiertas. A veces, en esta fase surgen sentimientos confusos sobre el papel de los demás en su vida y su trayectoria.

Con un tratamiento profesional y una atención compasiva, las personas con PTSD pueden empezar a superar su trauma en esta etapa. Pueden empezar a mirar hacia delante de una forma nueva, haciendo planes para el futuro y centrándose en su proceso de recuperación.

Es habitual que las personas sigan teniendo un estado de ánimo bajo, ansioso o deprimido, que tengan dificultades para dormir y que reaccionen con agresividad o irritabilidad en esta etapa.

5. Recuperación a largo plazo

Con el apoyo de calidad de los profesionales de la salud mental, las personas pueden pasar a la recuperación a largo plazo, también conocida como etapa de integración.

Aquí es donde las personas trabajan para integrar en su vida cotidiana las estrategias de afrontamiento más saludables que han desarrollado en las etapas anteriores. En esta fase las personas pueden empezar a sentirse mejor sobre su futuro, sin embargo, algunas personas pueden seguir teniendo miedos que pueden manifestarse como depresión o ansiedad.

Esta etapa puede durar meses o años, y algunas personas avanzan y retroceden. La experiencia de otros acontecimientos difíciles, que pueden ser similares o distintos al trauma inicial, puede ser desencadenante. Además, los nuevos acontecimientos vitales estresantes, como los cambios en el trabajo, la ruptura de una relación o el nacimiento de un bebé, pueden desencadenar sentimientos angustiosos.

Sin embargo, si alguien ha pasado por un tratamiento eficaz es probable que haya desarrollado mecanismos de afrontamiento para manejar estos sentimientos y superarlos.

How Long Does PTSD Last?

¿Cuánto dura el PTSD?

No existe una respuesta rápida para la duración del PTSD, sino que hay una serie de factores que pueden influir en la duración del trastorno. El tipo de trauma, la duración del suceso, el impacto en el cerebro, la rapidez con la que se recibió el tratamiento, los problemas de salud mental coexistentes y la respuesta a la terapia pueden influir en la duración del trastorno.

Aunque un tratamiento eficaz puede ayudar a las personas a controlar los síntomas del PTSD, la enfermedad no desaparece por completo. El acontecimiento traumático nunca puede erradicarse por completo, por lo que es probable que el impacto psicológico sea de por vida y pueda volver a desencadenarse. Sin embargo, la participación en terapias basadas en la evidencia puede dar a las personas con PTSD una calidad de vida mucho mejor y pueden encontrar alegría y felicidad en su futuro.

Tratamiento del PTSD

Hay varias opciones disponibles para el tratamiento del PTSD. Algunas personas responden bien a una combinación de terapias para controlar sus síntomas.

Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual se ocupa de los patrones de pensamiento y comportamiento de la persona. Trabajando con un terapeuta cognitivo-conductual se puede aprender a reconocer los pensamientos inútiles o negativos y cambiarlos por otros positivos. Esta puede ser una forma de terapia extremadamente efectiva y empoderadora que puede ser utilizada durante la etapa inicial de recuperación y en los meses y años posteriores en situaciones desencadenantes.

La CBT se centra en el momento presente, en lugar de quedarse atascado en el pasado o en el futuro; además, ayuda a las personas a desarrollar mecanismos de afrontamiento más saludables. A través de la terapia cognitivo-conductual, las personas pueden evaluar cómo piensan sobre su trauma y cómo podrían abordarlo de una manera más positiva.

Las personas que siguen la terapia cognitivo-conductual suelen decir que se sienten más en control de sus síntomas y tienen una visión más positiva de la vida.

Psicoterapia psicodinámica

Esta forma de terapia conversacional ayuda a las personas a comprender las raíces de su estado de salud mental y, finalmente, a crear estrategias más saludables para hacer frente a su angustia. Al trabajar con un terapeuta psicodinámico, las personas se centrarán en sus primeros años de vida, sus sentimientos, pensamientos, experiencias e ideas sobre el mundo. Al reconocer cómo pueden haber surgido patrones a lo largo de sus vidas, las personas pueden encontrar formas de manejar sus desafiantes síntomas de PTSD. La psicoterapia psicodinámica puede dejar a las personas con una mayor autoestima y emociones más positivas sobre el mundo, permitiéndoles afrontar las dificultades de la vida con más confianza.

Terapia Sensoriomotriz

La terapia sensoriomotriz se ocupa de liberar los traumas que están atrapados en el cuerpo. Como opción de tratamiento holístico, la terapia sensoriomotriz es especialmente eficaz para tratar los síntomas físicos, por lo que se recomienda especialmente a las personas que han sufrido cosas como abusos sexuales o violencia física.

A través de este tratamiento, los terapeutas crearán un lugar seguro para explorar el trauma ocurrido, centrándose en los síntomas físicos. Esto permite a las personas procesar el evento mientras son conscientes de sus respuestas corporales.

Desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares

La desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR) es una terapia que ha sido validada para el tratamiento de experiencias traumáticas, incluido el PTSD.

En este tratamiento, las personas trabajan con un terapeuta para identificar un recuerdo traumático específico mientras se centran en un movimiento y un sonido concretos. Se ha comprobado que este proceso reduce la ansiedad y aumenta la comprensión del trauma por parte de las personas. Esto puede ayudar a las personas a procesar emociones y recuerdos reprimidos en un entorno seguro.

Apoyo al TEPT en GIA Miami

En GIA Miami, utilizamos tratamientos eficaces basados en la evidencia para tratar una serie de condiciones de salud mental, incluyendo el trastorno de estrés postraumático. Tanto si ha recibido un diagnóstico como si vive con síntomas asociados al PTSD, estamos seguros de que podemos ayudarle a encontrar un futuro mejor.

Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para saber más sobre nuestro proceso de admisión, o simplemente para conocer nuestros métodos.

Lea más publicaciones de blog en esta categoría:
Obtenga la ayuda que se merece hoy
Contáctenos para saber cómo nuestro tratamiento individualizado puede ayudarlo
Llame hoy 833.713.0828
crossmenu linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram